El agente secreto en Costa Rica

Compartir

Llegó a Costa Rica en 1969 y se dedica a actividades ganaderas en la zona norte del país.  Era dueños o al menos tenían acceso a más de 4.800 hectáreas, muy cerca del Río San Juan, limítrofe con Nicaragua.

Durante la presidencia de Jimmy Carter, estalló la insurrección sandinista y su eventual toma del poder en Nicaragua. Pero al llegar el presidente Ronald Reagan al poder, la situación política en Nicaragua lo conduce a apoyar un movimiento militar encubierto en contra del régimen sandinista.

El teniente coronel Oliver North, asesor estrella de seguridad del gobierno norteamericano, decide establecer un centro clandestino de apoyo logístico al norte de Costa Rica. Entre las necesidades militares de apoyo, una pista de aviación, bodegas clandestinas y centros médicos para la atención de guerrilleros heridos y recuperación. El Muelle de San Carlos era su lugar de residencia, pero sus actividades se desarrollan por toda la zona. Pueblos pequeños como Mónico de Guatuso fueron utilizados por el agente encubierto.

Efectivamente durante los años 80’s, aviones viajaban desde el aeropuerto militar salvadoreño de Ilopango sobre el mar para luego enderezar al este y finalmente aterrizar en las pista de John Hull, …el agente secreto.

Según algunos analistas y testigos, John Hull acepta que recibía $10,000 por mes en pago por sus servicios al Consejo Nacional de Seguridad. En 1983, Hull es presentado al coronel Oliver North, encargado de la operación clandestina militar. Empieza el tráfico aéreo de armas, que es aprovechado por los inescrupulosos para mandar cocaína de vuelta al norte.

En un documental de la CBS en abril de 1986, un piloto contra identifica la finca de Hull como la base mayor para el trasiego de armamentos militares, … ¡y drogas! Esta fue la época de Caro Quintero y su tráfico de drogas, así como la de Pablo Escobar. Luego, fuertes sospechas indicaban el mayor y creciente interés de los barones de la droga en utilizar esa ruta para el envío de droga de regreso a los países del norte. Su enlace, fue la finca y pista del espía encubierto.

Espía y narco: El senador John Kerry, y el subcomité de Asuntos Internacionales del Congreso empiezan a investigar por su parte las actividades de Hull. Un testigo informa al comité que Hull ayudó a planificar un atentado contra del embajador norteamericano Lewis Tambs. El subcomité publica un informe en abril de 1989, en donde establece que la finca de Hull se utiliza para recibir armas y enviar drogas.

En mayo de 1990, ABC graba una entrevista con Carlos Lehder, un reconocido narco del cartel de Medellín, en donde indica explícitamente que John Hull era el traficante de drogas mayor al pasar 30 toneladas al año hacia los Estados Unidos.

En 1989, el Fiscal Federal para drogas en Miami Florida, Richard Gregorie, detalla que entre 1981 y 1988, muchos de los agentes de seguridad de la CIA en Centroamérica, se involucraron en el casos de narco tráfico! Richard Gregorie, fue quien desmanteló las estructura del cartel de Medellín Colombia, el de Noriega en Panamá y otros. Un lugarteniente de Noriega de Panamá, de apellido Blandón, recuerda que si se quería algo ilegal en Costa Rica era preciso contactar a Hull. Esa era la fama que se echaba Costa Rica.

El Fiscal General don Jorge Chavarría confirmó los hechos conocidos. Se le investiga por el delito de actos hostiles, y facilitar las pistas de aterrizaje con armas. De hecho, ya era tan notorio después del caso de Hasenfus. Fue detenido por la OIJ el 13 de enero de 1989 y estuvo preso tres meses. Amigos desconocido aportaron una suma cuantiosa para salir de la cárcel. En julio de 1989 Hull le paga a un piloto mil dólares y sale de Costa Rica con destino desconocido.

El derribo del avión de Hasenfus: El domingo 5 de octubre de 1986, un avión C-123 que transportaba armamento y es derribado por un joven militar con un Sam-7.  El vuelo partió de la base militar de Ilopango en El Salvador. De ahí, sobre el mar en aguas internacionales hasta cruzar al este a Costa Rica. Cerca de San Carlos y el río San Juan baja a 2500 pies de altura y se prepara para botar los pertrechos militares. 70 rifles AK, 100,000 balas, granadas etc. Cuando es derribado. Hasenfus declara que han realizado diez viajes parecidos.

Captura de Hasenfus

 

  Carguero C-123

 

El caso Hasenfus fue muy difundido en la prensa internacional, llamando la atención sobre los vuelos secretos a bases clandestinas. Capturan documentos que identifican al avión C-123 perteneciente a la Southern Air Transport, una empresa fantasma de la CIA y estalla en Washington el Iran-Contra destapando públicamente todo el movimiento.

 

  El agente John Hull

Al llegar al poder el nuevo presidente Oscar Arias S., encuentran necesario frenar estas actividades clandestinas de inmediato.

Hull fue finalmente detenido por la OIJ el 13 de enero de 1989 y estuvo preso tres meses. Amigos desconocido aportaron una suma cuantiosa para pagar la fianza y salir de la cárcel. En julio de 1989 Hull le paga a un piloto mil dólares y sale de Costa Rica con destino ignorado.

Posteriormente, en abril de 1991, Costa Rica solicita su arresto, pero es rechazada la solicitud por el presidente George W. Bush.

Posiblemente se podría especular, que los vuelos de avionetas cargadas de cocaína y que tantísimo daño han causado, con miles de adictos y muertos, empezara en la finca del espía John Hull.