Polonia se prepara…

Compartir

El martes 15 de agosto 2023, frente al famoso río Vístula en Varsovia, Polonia, las aumentadas fuerzas militares nacionales desfilaron frente al presidente y primer ministro del Gobierno polonés. El desfile se celebró en la capital de Polonia, en el aniversario de la Batalla de Varsovia de 1920, (el milagro del Vístula) en la que las tropas polacas derrotaron a las fuerzas bolcheviques que avanzaban sobre Europa. Luego veinte años después, Varsovia fue destruida de nuevo durante la Segunda Guerra Mundial. Los poloneses saben lo que es sufrir una invasión y conocen el dolor de la guerra.
Claramente alarmado el gobierno polaco, desde que recientemente Rusia lanzó su invasión a Ucrania, el gobierno conservador de Polonia se ha centrado en fortalecer las fuerzas armadas y ha gastado miles de millones en tanques, sistemas interceptores de misiles y aviones de combate, muchos comprados a Estados Unidos y Corea del Sur.
El presidente Andrés Duda detalló que el presupuesto de defensa de Polonia este año establecía el récord de 51.600 millones de dólares, o alrededor del 4 por ciento del PIB, la proporción más alta en toda la OTAN. Están atemorizados de caer en una conquista anunciada por el psicópata de Putin. Tan desubicado Putin, ¡que sueña como Pedro el Grande en reunir de nuevo su imperio perdido! Los países pequeños al su alrededor tiemblan, pero al mismo tiempo se preparan para la gran conflagración.

Polonia limita al este con el territorio ruso de Kaliningrado; con Lituania, miembro de la OTAN; y con el aliado clave de Rusia, Belarus y luego con Ucrania, víctima de la agresión rusa.

¿Qué hacer cuando tropas de combate peligrosas se acercan a la frontera de su país?
Grupo Wagner: Precisamente, las fuerzas Wagner, tropas mercenarias entrenadas, en donde muchos de los soldados fueron convictos acusados de asesinatos y crímenes graves, han empezado a movilizarse hacia la frontera polaca. Inmediatamente enviaron mil tropas especiales polacas cerca de la frontera con Belarus con el fin de monitorear cualquier movimiento militar.
“El objetivo de esta enorme modernización es equipar a las fuerzas armadas de Polonia y crear un sistema de defensa tal que nadie se atreva a atacarnos; que los soldados polacos nunca necesiten luchar”, dijo Duda.

Presidente Andrés Duda en el desfile.

Considerada una potencia media, Polonia tiene la sexta economía más grande de la Unión Europea por PIB. Proporciona un nivel de vida muy alto, seguridad y libertad económica, así como educación universitaria gratuita y un sistema de atención médica universal.
Las empresas huyen: En cambio, la Madre Rusia, es un país de poca manufactura propia, que vende petróleo, oro, y muñecas matryoshkas. Quién compra un automóvil ruso, un par de zapatos o ropa, o algo ruso útil? Lo desconozco. De hecho las empresas extranjeras han abandonado a la Federación Rusia, dejando atrás su infraestructura. Lo que fuera, … para salir huyendo.
¿Cuántos años pasarán, para que el mundo occidente vuelva a confiar en el país manejado por la KGB?
Tras la invasión rusa de Ucrania en febrero de 2022, Polonia ha donado más de 200 tanques T-72 al ejército de Ucrania, junto con docenas de otros vehículos blindados. En Polonia, los antiguos tanques T-72, de fabricación rusa y bastante anticuados, para no decir obsoletos, se están reponiendo con los famosos leopardos alemanes. Polonia ya ha comprado 1.000 tanques K2 Pantera Negra a Corea del Sur. El costo, ¡solamente 2,4 mil millones de dólares!

La Armada polaca consta de 46 barcos y alrededor de 12.000 miembros del personal comisionado. Al menos, tienen un submarino.
La fuerza aérea esta mejorando sustancialmente, incorporando 32 aparatos adquiridos por $7 mil millones, o como entiendo yo un poco mejor, siete billones de dólares. La masiva compra ya ha sido aprobada por el gobierno estadounidense. El F-35 debería entrar en servicio en 2024.
El ejercito también, después de la nefasta y asesina invasión rusa a Ucrania, está aumentando de 80,000 personal a 300,000 soldados. Polonia también está liderando los esfuerzos de la OTAN para abastecer al ejército ucraniano a través de operaciones especiales transfronterizas.

La capital de Varsovia

Mein Kampf: Cuando Hitler escribió “Mein Kampf”, Mi lucha, detalló sus planes a futuro y tristemente, los cumplió. En julio de 2021, Vladimir Putin escribió y mandó a cada soldado ruso su visión imperial: “Sobre la unidad histórica de rusos y ucranianos”. El siguiente 22 de febrero 2022, inició su ataque. De tal suerte, que también lo que escribió, dedicó el esfuerzo nacional ruso, a la conquista y sometimiento de Ucrania.
La masacre de Katyn: Ya la humanidad tomó nota de las atrocidades cometidas por los rusos en Bucha y muchos otros sitios. Pero los polacos no pueden olvidar la masacre de Katyn, en donde el sicópata de Stalin ordenó a la policía secreta soviética disparar y eliminar a 22.000 polacos. Entre unas 14.471 víctimas había altos oficiales del ejército polaco, incluidos líderes políticos, funcionarios gubernamentales e intelectuales.
¡Ya saben lo que les espera si Putin ataca!
Extrañamente para nosotros en Costa Rica, sin necesidad alguna de un ejército, el partido político gobernante polonés, “Ley y Justicia”, se presenta a elecciones el próximo 15 de octubre, y trabaja para darle un sentimiento de seguridad a la población, alarmada por la intransigencia y ceguera rusa. Calculan que un ejército fuerte, muy moderno y eficaz, les ayude a frenar las ambiciones territoriales enfermizas de los rusos y por aparte, les dé el apoyo necesario para ganar cómodamente las próximas elecciones.
Me hace recordar a don Juanito Mora Porras, quien en su época, se preparó a tiempo y cuando llegó la invasión, supo defender el país.
Polonia nos dio el gran compositor y pianista Federico Chopin, el papa Juan Pablo II, el Solidarnosc de Lech Walesa y los trabajadores. Costa Rica tuvo la suerte de atraer a muchos poloneses que llegaron de inmigrantes a nuestro país. Gente trabajadora y muy versátil aprendieron rápidamente el convivir nacional.
Polonia hoy se prepara militarmente, para nunca más ser sometidos por el poder ruso.