Sueños en la Santa Biblia

Compartir

Daniel.

El profeta Daniel interpreta el sueño del rey Nabucodonosor.

José, hijo de Jacob. 

En Génesis 40, José hijo de Jacob, interpreta un sueño e indica que uno será llamado por el faraón y el otro ha de morir.

San José

Quizás el más hermoso de los grandes sueños del mundo, fue cuando San José soñó con el ángel que le dijo que se llevara al niño y su madre lejos del alcance de Herodes.

El húngaro Houdini con su esposa y madre.

De hecho, ya existen grupos de científicos y personas interesadas que estudian la ciencia del alma. No es religión. No es dogma. Tratan de averiguar qué es lo que uno tiene adentro de sí mismo. El gran escapista Houdini, le dijo a su esposa que cuando se moría, quería averiguar qué es este misterio y que de alguna manera volvería para explicarle. Pero nunca se supo más.

Su esposa Bess lo espero diez largos años y luego apagó la vela.

Diez años es suficiente para cualquier hombre, declaró.

Desde siempre ha sido un misterio que la humanidad y personas interesadas han tratado de solucionar. Lo que yo sí tengo, por cierto, y lo he comprobado es cuando tengo una duda o una incertidumbre yo escucho a mi ser interno.

Tengo la firme creencia que en el centro del pecho está el alma. Se radica en el tabernáculo del alma. Ahí es donde reside. Entonces mi alma muchas veces podrá tener un mayor conocimiento, un entendimiento más claro dentro de un encierro del cuerpo físico. Yo me pregunto a mí mismo qué es lo que debería hacer antes de dormirme por la noche. Al día siguiente al volver a hacerme la misma pregunta, yo siento en mi pecho si tengo una sensación de vacío, o una sensación horrible, que para mí claramente significaría un “NO”. Pero si en cambio, tengo una buena sensación o una tranquilidad entonces tengo una mayor seguridad que es un “SI”. De esta manera, es como mi alma me habla a través de un cuerpo físico.

El nuevo conocimiento que viene para la humanidad: Hay academias y grupos que están estudiando este fenómeno y buscando la certeza para desarrollar el conocimiento completo del sistema físico y el espiritual. Porque son dos mundos dentro de un cuerpo: el mundo espiritual y el mundo físico. En tantas ocasiones el físico podrá superar al espiritual. Pero cuando se logra el balance entre los dos mundos, entonces tenés también lo mejor de ambos mundos.

En otras palabras, la persona que desarrolla estas joyas tiene el conocimiento espiritual del otro lado y el conocimiento físico de este lado. No es religión, mata el dogma y es el camino al verdadero conocimiento.